martes, 10 de julio de 2018

Eduardo de Guzmán y "El Chato", reconocidos por Madrid

Los libros Madrid, Vísperas de catástrofe y "El Chato", miradas de una época donde vemos a varios periodistas republicanos, entre ellos Eduardo de Guzmán, Eugenio Xammar o Jaime Menéndez, "El Chato". Foto Febus.
El ayuntamiento de Madrid acaba de publicar Madrid, un libro que recoge el trabajo que ha realizado el Comisionado de la Memoria Histórica, presidido por Paquita Sauquillo, durante casi dos años, que incluye todas sus actividades así como las propuestas para recuperar del ostracismo el periodo histórico de la segunda república, la dictadura y algunas de las personas que fueron represalidas. Dichas propuestas incluyen cambios de calles, memoriales, lugares de memoria para indicar, por ejemplo, donde estuvo situado el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo o placas conmemorativas para recordar a personas ilustres, hechos o entidades merecedoras.
Algunas de esas propuestas crearon gran polémica ya que no se entendió proponer calles a franquistas como Edgar Neville, a colaboracionistas nazis como Carlos Morla Lynch o a falangistas como Mercedes Formica.
La Agencia Febus a través de su presidente Chema Menéndez hizo una serie de propuestas al mencionado Comisionado y presentó un trabajo específico sobre los periodistas republicanos represaliados por Franco. Trabajo que no se ha tenido muy en cuenta para incluirlo en el mencionado libro, siendo palmario y bastante significativo de lo que fue la barabarie franquista.
Febus solicitó 6 nombres de calles para 6  periodistas republicanos represaliados por la mencionada dictadura franquista: Magda Donato, activista feminista, dramaturga, actriz y redactora de Ahora y Estampa, Luisa Carnés, activista feminista, escritora, dramaturga y redactora de Ahora y La Voz, Javier Bueno, uno de los presidentes de la Agrupación Profesional de Periodistas en la guerra y director de Avance y Claridad, Eduardo de Guzmán, el literato anarquista que comandó los rotativos La Tierra y Castilla Libre, Manuel Navarro Ballesteros, escritor, otro de los presidentes de la Agrupación Profesional de Periodistas y director de Mundo Obrero y Estampa y Jaime Menéndez, "El Chato", primer español redactor de New York Times , escritor, director del diario El Sol y también presidente de la Agrupación Profesional de Periodistas en otro periodo de la guerra.
Desgraciadamente el Comisionado no ha tenido en cuenta ninguna de estas peticiones, menester que no se entiende por lo anteriormente expuesto y por otros nombres elegidos por dicho Comisionado como, por ejemplo, La Charca Verde o Avenida de las Águilas. Pero en fin las cosas son así.
Por otra parte Febus también solicitó una serie de placas conmemorativas en lugares emblemáticos del Madrid republicano como, por ejemplo, las sedes de las redacciones de los rotativos más relevantes, el rincón de Hemingway o el Hotel Florida, donde se hospedaron los corresponsales extrenjeros durante la guerra. Esta última propuesta sí ha tenido mejor acogida por dicho Comisionado como se refleja en el libro que también menciona la represión sufrida por los periodistas republicanos pero sin matizarla mucho, citando a Eduardo de Guzmán o Jaime Menéndez, "El Chato" y recomendando algún tipo de placa para recordarles.
Esperemos que el Ayuntamiento de Madrid tome buena nota y rinda un tributo merecido a la profesión periodística republicana ya que defendió Madrid de los sublevados facciosos y fue la comunidad más perseguida y más brutalmente diezmada a partir del 1º de abril de 1939, es decir, en periodo de paz, periodo de paz para los que ganaron la guerra claro está.
 


 
 
 

miércoles, 27 de junio de 2018

Fallece "Mayito", el último fotoperiodista de la Segunda República

El fotógrafo Julio Mayo Souza. Foto Agencia Febus.
El fotógrafo Julio Mayo Souza en 2008. Foto Agencia Febus.
La familia del fotógrafo Julio Mayo Souza, "Mayito", nos acaba de confirmar su fallecimiento por muerte natural a los 100 años en México, país que le adoptó al finalizar la guerra civil española.
Hace ya unos años tuve el honor de ser testigo de uno de los actos más importantes de mi vida pero, por desgracia, injustamente olvidado por los medios de comunicación. Nunca entenderé como eventos de estas características pasan totalmente desapercibidos a la gran mayoría de este país, teniendo gran culpa de esto los ya mencionados medios de comunicación que parecen omitir en sus noticiarios casi todo lo que huela a Segunda República. Ese acto fue un homenaje, celebrado el 11 de agosto de 2008, en la Coruña, en la Casa de Cultura de Caixa Galicia, al insigne intelectual Julio Mayo, "Mayito", fotoperiodista de la agencia fotográfica "Fotos Mayo", que nutrió gran parte de la prensa republicana. El mencionado acto contó con la presencia de César Antonio Molina, por aquel entonces ministro de cultura, que destacó la gran profesionalidad del homenajeado y su lucha por las libertades. 

Los tres hermanos Mayo; Paco, Julio y Cándido, en México, en 1947.
Los tres hermanos Mayo: Paco, Julio y Cándido, en México, en 1947. Foto Gentileza de Julio Mayo, digitalizada por Agencia Febus.
Aquel día se presentó también una exposición de fotografías de la Guerra Civil  de la mencionada agencia “Fotos Mayo”, organizada por Xurxo Lobato, periodista especializado en temas historiográficos. Los presentes pudimos deleitarnos con una magnífica selección de reproducciones, de gran tamaño, del trabajo de los tres hermanos mayo, los tres fotógrafos de la mencionada agencia: Paco, Julio y Cándido.

Una de las foto más famosas de
Una de las fotos más famosas de "Foto Mayo": La puerta del Sol en la Guerra Civil. Foto gentileza de Julio Mayo, digitalizada por Agencia Febus.
Julio Mayo Souza nació, en A Coruña, en el octubre rojo de 1917. De joven, ya en Madrid, empezó a colaborar en la agencia “Foto Souza” que fundó su hermano Paco. Pronto cambió su nombre por “Foto Mayo” tras las presiones sufridas por retratar los acontecimientos de la Revolución de Asturias (1934). Julio Mayo, desde aquel momento, ingresó, por convicción, en las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU). Con 17 años se enroló en la 43 Brigada Mixta, emplazada en la Casa de Campo de Madrid, para defender a la República de la invasión fascista. Pasó por los frentes de Guadarrama, Guadalajara, Belchite o Teruel, y alcanzó el grado de Teniente. Conoció a la élite intelectual, militar y política en el momento que “Foto Mayo” se convirtió en la agencia de fotografía más importante de la Segunda República . Sus instantáneas eran publicadas en gran prensa republicana: “El Sol”, “La Voz”, “Política”, “ABC”, “Estampa”, “Mundo Obrero”, “Claridad”, “El Socialista”, “Crónica”, etc. 


Esta foto fue tomada por Hermanos Mayo a mis abuelos y a mi padre, en Madrid, en 1938, cuando mi abuelo Jaime Menéndez, "El Chato", era director del diario "El Sol".
Instantánea de
Instantánea de "Foto Mayo" de la guerra civil. Foto gentileza de Julio Mayo, digitalizada por Agencia Febus.
Al finalizar la guerra civil Julio Mayo fue hecho prisionero en el campo de concentración de Los Almendros y Albatera. Poco después logró escapar de allí y, tras un tiempo en Madrid, fue nuevamente arrestado y torturado.  Al final pudo salir de la cárcel pero, esta vez, decidió exiliarse a México DF. Allí, le esperaba su familia. Y allí, junto a sus hermanos, fundó -de nuevo- la agencia esta vez con el nombre de “Hermanos Mayo”, que llegó a ser una de las más importantes de Hispanoamérica.


Soldados Republicanos, guerra civil,
Soldados Republicanos en la guerra civil, "Foto Mayo". Foto gentileza de Julio Mato, digitalizada por Agencia Febus.
Sirvan estas líneas para no olvidar a Julio Mayo, "Mayito" que fue hasta hoy el último superviviente de una saga, una saga de maestros en fotoperiodismo, un saga de maestros en la defensa de las libertades y cuyo trato hacia mi fue encomiable y digno de lo que fue: un gran compañero.  

Presos políticos en 1934, haciendo la estrella y levantando el puño, en la cárcel modelo de Madrid. Foto gentileza de Julio Mayo, digitalizada por Agencia Febus.
Presos políticos en 1934, haciendo la estrella y levantando el puño, en la cárcel modelo de Madrid, "Foto Mayo". Foto gentileza de Julio Mayo, digitalizada por Agencia Febus.
Julio Mayo y César Antonio Molina, ministro de cultura en 2008, durante el homenaje. Foto Agencia Febus.
Julio Mayo y César Antonio Molina, ministro de cultura en 2008, durante el homenaje. Foto Agencia Febus.
Os invitamos a ver este vídeo, realizado por la Agencia Febus, entrevistando a Julio Mayo:




Para terminar os invitamos a leer en este enlace otras palabras más personales de un servidor en honor de Julio Mayo, "Mayito":

Mi recuerdo personal a Julio Mayo, "Mayito"

domingo, 10 de junio de 2018

La Ruta de "El Chato" en Freetour.com


Hace cerca de dos años Chema Menéndez, nieto de Jaime Menéndez, "El Chato", solicitó al ayuntamiento de Madrid a través del Comisionado de Memoria Histórica ciertas placas y alguna ruta para que Madrid recuperarse a la pléyade de intelectuales, escritores, periodistas y artistas que formaron parte del Madrid de la Segunda República. 
Bien, todavía no hay respuesta ni del Comisionado, ni del ayuntamiento, ni de otros organismos también conocedores del asunto pero el nieto de "El Chato" ha seguido trabajando para que Madrid tenga en sus calles su ruta republicana. 
Como muchos ya sabéis el pasado 3 de junio tuvo lugar en Madrid la primera edición de la Ruta de "El Chato" y tras el gran éxito de la misma Chema Menéndez presentó un dossier y una petición para que su ruta fuese aceptada en Freetour.com, uno de los portales de rutas turísticas más importantes del mundo con presencia en más de 110 países, la tarea no era sencilla pues en Freetour.com son bastante exigentes con las propuestas que reciben.
Pues bien podemos adelantar que La Ruta de "El Chato" ha sido aceptada para el programa de rutas turísticas por Madrid, así pues las personas interesadas en dicha ruta tendrán que hacer las reservas directamente en La Ruta de El Chato Freetour.com.

El nieto de "El Chato" y los asistentes a la primera Ruta de "El Chato". Foto David Vicente.

domingo, 3 de junio de 2018

Éxito de la Ruta de "El Chato"

Chema Menéndez, junto a Federico García Lorca, explicando la Ruta de "El Chato". Foto David Vicente.

Hoy, un pedazo de Sobrerriba, un pedazo de Cornellana, un pedazo de Salas y un pedazo de Asturias ha estado muy presente por las calles de Madrid y es que Chema Menéndez, nieto del ilustre salense Jaime Menéndez, "El Chato", el primer español redactor de The New York Times y uno de los periodistas más relevantes del siglo XX, ha organizado y presentado la Ruta de "El Chato", recorriendo los lugares más emblemáticos donde su abuelo anduvo por el Madrid de la Segunda República y el franquismo.
Una veintena de personas, entre ellas varios mecenas del libro "El Chato", miradas de una época,  dos profesores de literatura y una decena de alumnos de una universidad norteamericana han disfrutado de las historias relatadas por el nieto de "El Chato" que ha ilustrado en todo momento con fotografías de su libro anteriormente citado.


El grupo de personas que han asistido la Ruta de "El Chato". Foto Febus.

La primera parada ha tenido lugar en la calle Juan de Mena donde Jaime Menéndez, "El Chato" tenía su despacho como comisario de brigada en lo que fue el cuartel general del comisariado de centro que comandaba el socialista Fernando Piñuela.

Chema Menéndez, hablando de la época del comisariado de centro. Foto David Vicente.

La segunda parada ha sido en la calle Alfonso XI donde hoy, está situada la redacción de  radio COPE pero que durante la segunda república fue la redacción del diario Política, del diario Mundo Obrero y de la escuela de periodismo de Mundo Obrero. El nieto de "El Chato" ha recordado la importancia del movimiento feminista en la segunda república y en particular a las redactoras de Mundo Obrero.

"El Chato" con su hijo Jimmy en 1938 justo delante de la redacción de Mundo Obrero. Foto Febus.

Durante el camino ha habido una parada no planificada delante de la estatua del vendedor de boletos de la ONCE al lado del hotel Palace en la que Chema Menéndez ha explicado el concepto de "Spain is different" ya que a él le parece muy bien que exista esta estatua pero no que , por ejemplo, no haya ninguna de Ernest Hemingway.

Chema Menéndez con la estatua del vendedor de la ONCE. Foto David Vicente.


Después se ha visitado El Ateneo de Madrid  donde Chema Menéndez, ha recordado anécdotas ocurridas allí con Federico García, Miguel de Unamuno, Manuel Azaña, Fernando de los Ríos o Bernardo González de Candamo, "El Guardián del Ateneo".

Chema Menéndez, explicando una anécdota de cuando Manuel Azaña era presidente del Ateneo. Foto David Vicente.
La sigiuente parada ha tenido lugar  en la plaza de Santa Ana al lado de la estatua de Federico García Lorca donde Chema Menéndez ha recordado anécdotas de la gran actriz Margarita Xirgu, el mencionado García Lorca, Valle-Inclán, Unamuno y Osorio Tafall.

Una imagen vale más que mil palabras y esta lo vale. Foto David Vicente.

La siguiente parada ha sido en Casa Labra, una de las tabernas más singulares de Madrid donde además de de haberse fundado el PSOE en 1879 por Pablo Iglesias (el original) tuvieron lugar reuniones antifranquistas en los años 50 y 60 donde Jaime Menéndez, "El Chato" fue uno de los puntales.



Luego han pasado por donde estuvo ubicado el Hotel Florida lugar donde anduvieron Gerda Taro, Robert Capa, Saint-Éxupéry, André Malraux, John Dos Passos o Hemingway. Despúes por el Palacio de la Prensa en la plaza del Callao sede entonces de la Asociación de la Prensa de Madrid, por el rincón de Hemingway, un restaurante que se llamaba El Callejón donde el escritor tenía siempre una mesa reservada, ahora en ese lugar hay edificio nuevo pero justo al lado hay otro restaurante cubano (Cuando salí de Cuba), muy recomendable, donde guardan todavía fotografías y un busto del insigne escritor americano. 



Después en la Plaza Mayor, mirando a la calle Atocha, Chema Menéndez ha recordado a Eduardo de Guzmán, gran compañero de su abuelo y vecino de esa calle, luego han pasado por lo que fue el antiguo Café Nacional, epicentro de la intelectualidad republicana en los años 30.

El Café Nacional, en 1936, con Alberti, Cristina Hurtado, Manuel Navarro, García Lorca, el escultor Juan Cristobal, Luisa Carnés,  Ángel Laborda,  Robledano, "El Chato" y su mujer Avelina. Foto del libro "El Chato", miradas de una época.

La última parada ha tenido lugar en otra taberna: La Taberna del Chato, ni hecho a propósito...


Jaime Menéndez, "El Chato" y su mujer Avelina Ranz. Foto del libro  "El Chato", miradas de una época.
Chema Menéndez durante la Ruta de "El Chato". Foto Febus.

domingo, 13 de mayo de 2018

Manifiesto de los periodistas republicanos en el "Heraldo de Madrid"

El Heraldo de Madrid del 3 de abril de 1933.

Agencia Febus

Aquí tenemos el primer manifiesto de los periodistas republicanos que se publicó en la prensa madrileña y que reivindicaba la figura de Arturo Menéndez, un relevante militar que hasta ese momento había defendido con ejemplaridad a la república de diversos elementos subversivos que intentaron derrocarla.
El rotativo en donde se publicó el mencionado manifiesto fue el Heraldo de Madrid, uno de los más relevantes de aquel momento, estaba dirigido por Manuel Fondevila Cruixent y que contaba con plumas tan ilustres como las de Carmen de Burgos, la primera mujer redactora de España, Luis Bello, José Echegaray, Luis Morote, César González Ruano o Manuel Chaves Nogales.

Luis Bello, una de las eximias plumas de El Heraldo de Madrid. Foto de "El Chato", miradas de una época.

Tras finalizar la guerra civil española, es decir, en periodo de paz, los redactores del Heraldo de Madrid Vicente Ramón, Eduardo Castro, Santiago de la Cruz y Federico de la Morena entraron a formar parte de la extensa, mejor dicho, extensísima nómina de presos políticos de la España de Franco.
Pero regresemos al manifiesto, entre los firmantes aparecen algunos de los periodistas republicanos más relevantes de entonces, profesionales que quisieron dar un paso firme de compromiso leal a la República como, por ejemplo, Fernando Sánchez Monreal, alma mater de la Agencia Febus (la original) y la agencia ALPES y Jaime Menéndez, "El Chato", entonces corresponsal de la North American Newspaper Alliance y colaborador de las mencionadas agencias. Ambos también fueron víctimas de la barbarie franquista. Al primero le fusilaron junto a Luis Díaz Carreño, redactor de El Sol, el 14 de septiembre de 1936 y al segundo le detuvieron junto a Manuel Navarro Ballesteros, Eduardo de Guzmán y otros compañeros al finalizar la guerra y anduvo durante un lustro por diversos campos de concentración y otros presidios franquistas de triste recuerdo.

Algunos de los periodistas republicanos víctimas de la represión franquista. 



martes, 1 de mayo de 2018

El Chato, miradas de una época, un libro imprescindible

El libro recupera a "El Chato" y a muchas mujeres del movimiento feminista de la 2ª República. Foto Febus.

Acaba de publicarse el libro El "Chato", miradas de una época de la editorial libros.com que funciona con el sistema de crowdfunding, es decir, para que se llegue a editar un trabajo se debe conseguir que un número determinado de personas aporten una cantidad de dinero suficiente para su publicación.
Así pues tras un duro trabajo de la editorial y del autor, nieto de "El Chato", se consiguió el objetivo para que ahora podamos todos disfrutar de esta joya historiográfica.
El autor Juan Manuel Menéndez, conocido como Chema Menéndez A. Febus, ya publicó en 2009 otro trabajo también sobre su abuelo: La epopeya de "el Chato", una biografía ficción donde en primera persona, respetando la retranca asturiana de su abuelo, reflejó la vida de este ilustre intelectual. 
Aquel libro tuvo varias presentaciones, una de ellas, tuvo lugar en la Asociación de la Prensa de Madrid y contó con la participación del escritor Jorge Martínez Reverte que recalcó que le resultó totalmente revelador, especialmente el exilio de Tánger por el gran trabajo de documentación. 
También en ese acto participó Fernando González Urbaneja, escritor, periodista y entonces presidente de la mencionada asociación que comentó que el libro le pareció muy interesante pero lanzó el guante para que alguien escribiese un trabajo sobre "El Chato" desde una perspectiva más periodística y, por ende, más preciso y riguroso.

Chema Menéndez, González Urbaneja y Martínez Reverte, presentación de La epopeya de "El Chato", en la APM, en 2009.
Bien, aquel día, el nieto de "El Chato" pensó: "tomo nota señor Presidente".
Y como resultado de dicho pensamiento hoy, tenemos en nuestras manos El "Chato", miradas de una época, un trabajo que es una precisa, minuciosa y periodística semblanza del salense Jaime Menéndez, "El Chato" (1901-1969) que fue entre otras muchas cosas, en los años 20, en su periplo neoyorquino, el primer asturiano en comandar el diario La Prensa, primer rotativo escrito en castellano en los EE.UU., el primer español en formar parte de la prestigiosa redacción de The New York Times, uno de los socios fundadores de la Alianza Republicana Española de Nueva York y de su revista España Republicana, donde colaboró, y luego, en los años 30, en la España republicana, corresponsal de la North American Newspaper Alliance (organización a la cual pertenecía The New York Times), redactor o colaborador de las más ilustres publicaciones, entre ellas Leviatán, Cruz y Raya, El Sol, Mundo Gráfico, Ciudad, Política, La Voz, Mundo Obrero, Estampa o Spanih Revue y de las agencias ALPES o Febus y autor de los libros: Vísperas de catástrofe y Alemania en pie.
"El Chato" como redactor de deportes de The New York Times.  Foto de "El Chato", miradas de una época.
Durante la guerra civil española ocupó los cargos de Presidente de la Agrupación Profesional de Periodistas, de redactor jefe de propaganda del gobierno republicano, de director del diario El Sol y el de comisario de brigada para seguir de cerca los pasos que iban dando algunos altos cargos militares de los que se sospechaba que iban a traicionar al gobierno republicano como es el caso del Coronel Casado.
Al finalizar la mencionada contienda fue hecho prisionero en el puerto de Alicante. Pasó por varios campos de concentración, entre ellos el de Los Almendros, el ubicado en la plaza de toros de Alicante o el ubicado en el Castillo de Santa Bárbara y por otros presidios como la prisión central de Aranjuez, Porlier o Yeserías. 
Estando en cautiverio "El Chato" escribió el libro The Jail, escrito en un inglés antiguo para evitar problemas, cuyas hojas las sacaban a escondidas su hijo Jimmy y su mujer Avelina Ranz. Un trabajo encomiable que rescata las duras y crueles vivencias de aquel periplo y que su nieto recupera en pequeños pincelazos en este trabajo lo que le da un gran valor historiográfico.
En las diferentes cárceles donde anduvo dio auténticas clases magistrales de diferentes materias a otros reclusos, siendo, además, uno de los puntales en la organización clandestina de la resistencia antifranquista, trabajando con tesón para la unión de todas las izquierdas.
Artículo de "El Chato" de la revista republicana Ciudad. Foto de "El Chato", miradas de una época.
En 1944 "El Chato", gracias a la mediación de sus amigos americanos, entre ellos Mr. Bonsal o Sidney Wise y el historiador Pedro Laín Entralgo salió en libertad y le contrataron como agregado de prensa de la embajada de EE.UU. en Madrid. Desde allí, fue el pilar fundamental de una de las más increíbles células clandestinas de resistencia contra la dictadura, llegando incluso a usar las imprentas de la mencionada embajada para imprimir periódicos como El Mundo Obrero.
En 1946 bajo la connivencia de la emabajada de EE.UU. en Madrid, Gregorio Corrochano, director entonces del diario España de Tánger y el entramado clandestino antifranquista partió con su familia a dicha ciudad africana que entonces era internacional. Allí, siguió su lucha contra la dictadura desde el el mencionado rotativo, sus correnponsalías de prensa y, como, no desde otra célula clandestina del PCE.
En Tánger anduvo hasta que en 1957 consiguió los avales pertinentes para regresar a Madrid donde continuó su labor de zapa contra Franco, desde revistas como Mundo, desde sus tertulias de Casa Labra, desde el Instituto de Estudios Políticos o desde otra célula clandestina.
Falleció de cáncer en 1969 y, sin duda, fue uno de los principales valedores del aperturismo político en España y de la democracia que hoy disfrutamos.
Cubierta Política de 1936, en la foto vemos a André Malraux y a "El Chato". Foto de El Chato Miradas de una época.
Este libro además de la mencionada semblanza de Jaime Menéndez contiene más un centenar de fotografías, muchas de ellas inéditas, de documentos históricos, artículos, periódicos y de sus amigos, entre ellos Luisa Carnés, Maria Teresa León, Dolores Ibárruri, Gerda Taro, Ernest Hemingway,  John Dos Passos, Rafael Alberti, Miguel de Unamuno, Federico García Lorca, Valle-Inclán, Eduardo de Guzmán, etc.
Por todo esto recomendamos la lectura y el estudio de "El Chato", miradas de una época, sin duda, un libro imprescindible.
El nieto de "El Chato" en el homenaje a las víctimas del Franquismo 2018. Foto Emma Nogueiro.

Para terminar me gustaría hablar del nieto de "El Chato". Nació, en Madrid, en 1968, estudió, gracias a la mediación del escritor francés André Malraux, en Liceo Francés de Madrid, y es escritor, fotoperiodista, investigador, documentalista, entrenador personal y culturista natural. Tiene un podio en el mundial de 2017. Sus trabajos memorialistas han formado parte de los cursos de verano de la Universidad de Alcalá de Henares, de los de la Universidad de Oviedo, del Festival de Cine Español de Tánger, del Festival Internacional DocumentaMadrid, del Festival de Cine Internacional El Ojo Cojo o de la muestra Internacional de cine de Palencia 
En 2008 fundó la Asociación Agencia Febus, sin ánimo de lucro, para rescatar a intelectuales de la segunda república y franquismo.
Rosario Hurtado de Mendoza